Cuidar tu historial crediticio puede ser la llave de ese mejor financiamiento que estas necesitando

Mantener un historial crediticio saludable es una enorme ventaja para el usuario que se preocupe por hacerlo, sin embargo un error común que cometen los usuarios es el pensar que un “historial saludable” es equivalente a aquel en el que las deudas se encuentran por completo ausentes, y esto no podría distar más de la realidad. 

Resulta que, a los ojos de las entidades financieras es mucho más confiable aquel cliente que adquiere deudas y demuestra tener la capacidad y responsabilidad para responder por sus compromisos financieros que aquel que nunca los ha adquirido en primer lugar y ahora se ha convertido en un solicitante.


Una de las principales ventajas de mantener un historial crediticio de buen ver es la velocidad en la que los financiamientos y demás requerimientos son aprobados; en todo el territorio español la base de datos donde figuran los nombres de los clientes morosos es compartida por empresas que componen todos y cada uno de los rubros imaginables, por lo que no solo las entidades financieras serán conscientes de las deudas al momento de otorgar o no los financiamientos sino que todas y cada una de las empresas serán conscientes de esta situación por lo que podrían inclusive denegar la compra a cuotas de artículos varios. 

Otra ventaja, además de la velocidad y preferencia y también de suma importancia, es la del aumento de los montos límites al momento de rellenar las solicitudes; el mantenimiento de un historial de créditos saludable va a aumentar la confianza de las entidades financieras en el solicitante, causando entonces que las mismas estén mejor dispuestas a aprobar montos más grandes para estos. 

Si bien los recibos de salarios o algún ítem probatorio de los ingresos es importante al momento de solicitar los créditos, la parte realmente importante del procedimiento es que el nombre del solicitante no se encuentre en ningún tipo de lista negra que le prohíba si quiera empezar las solicitudes.

En caso de que un solicitante se encuentre limitado por un mal historial de créditos, o la falta del mismo, existen también soluciones en línea que internet ha puesto a la mano de los usuarios; hoy en día es suficiente con poner en el buscador de Google el requerimiento de minicréditos rápidos o cualquier otra combinación de palabras similares y de inmediato aparecerán multitud de opciones que permitirán obtener una inyección de capital directa en la cuenta del usuario sin mayores inconvenientes.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cómo evitar problemas financieros en la familia

Aprende a gastar dinero sin sentir culpa